Realismo imaginario fine art

Personajes imaginarios, bañados de fantasía, emulando arlequines cándidos, seres de ensueño entretenidos en actividades, sencillas dispersión de ocio, personajes de cuento, carnaval onírico, vestidos con colores festivos, personajes que pueblan el mundo fantástico del pintor. En las obras, el rico colorido en la composición, denota una concepción luminosa de su propósito, que discurre por armónicos esquemas que coquetean lo decorativo; donde el pintor con trazo firme deja constancia de su dominio... Personajes imaginarios, bañados de fantasía, emulando arlequines cándidos, seres de ensueño entretenidos en actividades, sencillas dispersión de ocio, personajes de cuento, carnaval onírico, vestidos con colores festivos, personajes que pueblan el mundo fantástico del pintor.
En las obras, el rico colorido en la composición, denota una concepción luminosa de su propósito, que discurre por armónicos esquemas que coquetean lo decorativo; donde el pintor con trazo firme deja constancia de su dominio académico, para establecer su propio concepto pictórico, fortaleciendo su actitud en la imaginación para su cometido, ideas que resuelve eficazmente con recreaciones que le permiten el lucimiento de su destreza en el manejo del color y la forma.
Jose De la Barra, navega en el lineamiento delas figuras, inducidos por intenciones de primordial armonización, que enriquece con la intensidad del color que prevalece sobre factores de expresión; el color encendido en contrastes armoniosos a la vez le dan un aire místico, manteniendo una ligera inclinación fantástica, fresca y renovadora.
Felicitaciones al pintor por su propuesta, logra transmitir fantasía al inconsciente para el deleite del espectador.

Jorge Ernesto Ibañez Vergara.
Critico de Arte
Madrid - España
2007


Desarrollado por Artmajeur